Me confías, yerro y me matas.

nymphomaniac-518906l

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Confidente de Joe o espectador de Nymphomanyac. Escucho, imagino y puntualmente utilizo la palabra hablada o muda como signo vital.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Y te escucho. El roce primigenio, una piscina en el sueño del baño, la inocencia y libre. Un padre que te cuenta de su roble, el alma, y tú que lo quieres.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Y la gente habla de obsesiones perversas, cuando también anhelan silencio y despacio. El pudoroso justo medio se reprime infeliz en deseos negados, pero ella, injusta, levita y se muestra.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Y casi en delito. Primer plano hondo de la infancia y de la soledad, y a lo lejos planos generales de soplo violento y de soplo gimiendo, e imágenes de ayer a modo de postales risueñas y recuerdos hipócritas. Silueta fetal y entre la hierba.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Y confidente o espectador me aprovecho de tu sinceridad y de tu confianza, atento a la gracia y surge el elemento del crimen.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Me confías, yerro y me matas.

Nymphomanyac (2013-2014), de Lars Von Trier.

nymphomaniac

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s