Me confías, yerro y me matas.

nymphomaniac-518906l

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Confidente de Joe o espectador de Nymphomanyac. Escucho, imagino y puntualmente utilizo la palabra hablada o muda como signo vital.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Y te escucho. El roce primigenio, una piscina en el sueño del baño, la inocencia y libre. Un padre que te cuenta de su roble, el alma, y tú que lo quieres.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Y la gente habla de obsesiones perversas, cuando también anhelan silencio y despacio. El pudoroso justo medio se reprime infeliz en deseos negados, pero ella, injusta, levita y se muestra.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Y casi en delito. Primer plano hondo de la infancia y de la soledad, y a lo lejos planos generales de soplo violento y de soplo gimiendo, e imágenes de ayer a modo de postales risueñas y recuerdos hipócritas. Silueta fetal y entre la hierba.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Y confidente o espectador me aprovecho de tu sinceridad y de tu confianza, atento a la gracia y surge el elemento del crimen.

Me cuentas lo íntimo y se convierte en secreto. Me confías, yerro y me matas.

Nymphomanyac (2013-2014), de Lars Von Trier.

nymphomaniac

Inspirar, Expirar.

romm2hp1

Mientras fui un fracasado acumulé experiencia, cultura y conocimiento de la vida, fui formando mi gusto y mis concepciones artísticas. Y después, cuando llegué a ser realizador, empecé a distribuir todo aquello, a darlo, y prácticamente, no volví a acumular nada.

Mijail Romm, cineasta ruso.

En Esculpir en el tiempo. Reflexiones sobre el cine (Die versiegelte Zeit. Gedanken zur Kunst, Ästhetik und Poetik des Films, 1985), de Andrei Tarkovsky, Rialp, Madrid, 1991.

Ver o ser visto.

Imagen

Suele resultar difícil sostenerse en el justo medio de las cosas, estamos casi obligados a posicionarnos si no queremos quedarnos en tierra de nadie, incluso consciente o inconscientemente somos de A o de B. Pienso que la preferencia de ver o ser visto son opciones que quizá definan de modo concreto a las personas. Simple y compleja elección entre ser curioso o curioseado*.

Recuerdo un fragmento de Setenta semanas en el trópico, de Antonio Escohotado, donde ponía un ejemplo sobre estos polos opuestos:

“Útil sin duda para atender a peligros, la fascinación del ojo ante lo móvil explica por qué resulta tan común obrar de manera patosa en los bares con marcha. El irreflexivo los recorre de una punta a otra mirando ciegamente, hasta darse a menudo de bruces con otros parroquianos. Como aspira a captar todo sin demora, apenas ve nada y encima es visto de lleno, poseído por una mezcla de prisa y avidez que no exalta su encanto. Por eso digo a los hijos -según van creciendo- que estar provechosamente en estos lugares pide economía de movimientos. Por ejemplo, conseguir alguna bebida y buscarse algún sitio desde donde observar muy tranquilamente, única manera de saber si hemos llamado la atención de alguien por el buen método, que es interceptar su mirada por sorpresa. Los seductores observan inmóviles y con sigilo, en contraste con la legión de mirones o seducidos. No olvidan que lo móvil sólo puede captarse de manera borrosa. Ver, en sentido propio, reclama que observador y observado se detengan por completo, siquiera un instante.”

En Sesenta semanas en el trópico, de Antonio Escohotado, pp. 10-11.

¡Tediosa es la condición de humano!, de Fulke Greville.

Fulke Greville

(english below)

¡Tediosa es la condición de humano!
Naces bajo una ley, y a otra
te descubres ligado;
vanamente te engendran, pero tienes
prohibido el ser vano;
enfermo te han creado y veste
compelido a estar sano.

¿Qué propósito
tendrá Natura en tan diversas leyes
-la pasión, la razón- que de la propia
división son la causa?

Fulke Greville


Oh, wearisome condition of humanity,
born under one law, to another bound;
vainly begot, and yet forbidden vanity,
created sick, commanded to be sound.

What meaneth nature by these diverse laws?
Passion and reason self-division cause.

Fulke Greville

Original text: Fulke Greville, Baron Brooke, The Tragedy of Mustapha (London: [J. Windet] for N. Butler, 1609). STC 12362
 First publication date: 1609.

El grado cero de la escritura, por Roland Barthes.

Roland Barthes

Inicio Unidad Mínima con un escrito de Roland Barthes. La esencia que emana el texto motiva en cierto modo este blog y, como eterno aprendiz, también yo persigo ese estado: el grado cero.

El grado cero de la escritura (Le degré zéro de l’ecriture, 1953), Roland Barthes, París.

PRÓLOGO

Hébert jamás comenzaba un número del Pêre Duchêne sin poner algunos “¡mierda!” o algunos “¡carajo”. Esas groserías no significaban nada, pero señalaban. ¿Qué? Una situación revolucionaria. He aquí el ejemplo de una escritura cuya función ya no es sólo comunicar o expresar, sino imponer un más allá del lenguaje que es a la vez la historia y la posición que se tome frente a ella.

No hay lenguaje escrito sin ostentación, y lo que es cierto del Pêre Duchêne lo es también de la literatura. Ésta también debe señalar algo, distinto de su contenido y de su forma individual, y que es su propio cerco, aquello precisamente por lo que se impone como Literatura. De ahí un conjunto de signos sin relación con la idea, la lengua o el estilo y destinados a definir en el espesor de todos los modos posibles de expresión, la soledad de un lenguaje ritual. Este oren sacro de los Signos escritos propone la Literatura como una institución y evidentemente tiende a abstraerla de la Historia, pues ningún cerco se funda sin una idea de perennidad; pero allí donde se la rechaza, la historia actúa más claramente; por lo que es posible formular una historia del lenguaje literario que no sea ni la historia de la lengua, ni la de los estilos, sino solamente la historia de los Signos de la Literatura, y se puede descontar que esta historia formal manifieste a su modo, que no es el menos claro, su unión con la Historia profunda. Seguir leyendo El grado cero de la escritura, por Roland Barthes.

Toño Chouza

A %d blogueros les gusta esto: